PERROS y GATOS SE MUEREN EN NATURA PARC

http://fundacionaturaparc.org/frontend/index.php 

Esta historia se está convirtiendo en el cuento de nunca acabar…

Pero bueno, vuelvo a exponer los hechos:

La Fundación Natura Parc gestiona varias perreras mallorquinas, perreras financiadas con dinero público (al fin y al cabo SÍ que es dinero público).

Cuando digo dinero público, me refiero a que 40 ayuntamientos tienen contrato con la Fundación Natura Parc para que les quite el “marrón” de tener una perrera en cada municipio…

Upppsss perdonad, ya no son 40 sino 41 ya que Capdepera se ha sumado a aquella lista.

Y por supuesto, todos sabemos que las arcas de un municipio se rellenan con el dinero de los contribuyentes….

Hoy quiero hablar en concreto del CEPAD que, repito, gestiona la Fundación Natura Parc (véase página web de la Fundación: “La Fundació Natura Parc gestiona el Centre de Protecció d’Animals Domèstics (CEPAD) “.

Una de las numerosas cosas que me sacan de quicio al respecto, es el nombre elegido. Hace unos años, cuando empezamos a querer defender los derechos de los animales allí “albergados”, aquel lugar se llamaba “Canera de Transit”… Y, curiosamente, después de haber criticado, protestado, manifestado y SOBRETODO sacado a la luz el estado de los animales, la Dirección decidió (digo yo) hacerse una pequeña limpieza de cara, y pasó a llamar aquel sitio “CEPAD”…

Centro de Protección de Animales Domésticos…. Es que río por no llorar…

http://fundacionaturaparc.org/frontend/seccion.php?categoria=4

En este fantástico Centro de Protección de Protección de Animales Domésticos, se encuentran perros y gatos…

Los gatos… Gracias a estas fotos:

https://www.facebook.com/events/710136015774412/?ref_newsfeed_story_type=regular

Y a este vídeo:

https://www.facebook.com/video.php?v=877111839007195

Todos podréis comprobar en qué estado están…2 areneros para 36 gatos, animales petados de infecciones sin que nadie se haya dignado a darles un mero antibiótico, y, más extraño aún, gatos castrados (ver característica muesca en la oreja) que llevan a la conclusión que para facturar una recogida más a cualquier ayuntamiento, pues el CEPAD se lleva también a gatos de colonias controladas….A ver, eso lo digo yo, obviamente, pero sé de muchos particulares que cuidan y controlan colonias felinas por toda Mallorca que han visto sus colonias mermadas… Gatos “desaparecidos”, vamos…

En cuanto a los perros:

https://picasaweb.google.com/bradaFNP/CANSCEPAD?feat=embedwebsite

Viene a ser lo mismo que con los gatos… En estos momentos, parece ser que hay epidemia de parvovirus…A este respecto, la Conselleria se lava las manos del asunto, ya que al parecer considera que todo está perfectamente controlado en el CEPAD….

http://www.caib.es/govern/organigrama/area.do?lang=ca&coduo=138143

Mmmmm, al parecer, gatos con heridas purulentas, ojos llenos de pus, epidemia de parvovirus,  y todo lo demás debe de ser perfectamente normal….

Tanta complacencia me da mucho que pensar… ¿Sería posible que las autoridades competentes ganen algo a cambio de su apoyo (silencio)??

Sería posible que la Fundación Natura Parc se considere intocable?

De todos modos, al paso que van, no podrán decir que tienen unas perreras y gateras llenas… Los animales morirán solitos, sin que haga falta desembolsar el importe de la inyección letal…

Todos nosotros estamos aquí para ayudar a los que no tienen voz, y por ello, se ha creado esta petición que ruego firméis todos:

https://www.change.org/p/jos%C3%A9-ram%C3%B3n-bauz%C3%A1-d%C3%ADaz-corregir-el-lamentable-estado-en-el-que-se-encuentra-el-grupo-de-gatos-en-introducci%C3%B3n-del-centro-de-protecci%C3%B3n-de-animales-dom%C3%A9sticos-cepad-localizado-en-santa-eugenia-mallorca?recruiter=1548454&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=autopublish&utm_term=des-md-no_src-no_msg&utm_content=rp_petition_fb_share_desc%3Acontrol

 y SE CONVOCA MANIFESTACIÓN PACÍFICA EN PALMA CENTRO EL 21 DE FEBRERO DE 2015 A LAS 11 HORAS

 Pedimos asistencia masiva, tenemos que parar esto YA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

UNA PERRERA FANTASMA

Como muchos sabéis, España en general, y nuestra isla en concreto es un tremendo foco de corrupción… Cada día salen a la luz nuevos casos de sobornos, de blanqueo de capitales, de prevaricación y otras estafas cuyos responsables son los que más poder tienen… La clase política está corrupta, al menos ésa es mi opinión… 

Bien, pues ahora os contaré un caso muy interesante y revelador de dicha “corrupción”, o mejor dicho, del trato de favor que reciben algunos. 

En noviembre de 2013, una mujer cercana a Pablo (*) entregó en la perrera municipal de cierto municipio mallorquín la perra de raza pitbull (o amstaff, siempre me lío…) del susodicho.

Pablo tiene antecedentes penales y la perra en cuestión tiene chip a su nombre, pero él, como dueño, no tiene ni licencia ppp, ni seguro, en fin, no cumple con ninguno de los requisitos LEGALES para la tenencia de Perros Potencialmente Peligrosos. 

Por lo tanto, la perra, muy mansa y buena, está cumpliendo condena perpetua en la perrera municipal puesto que Pablo se niega a firmar la renuncia (Vamos, el típico caso de “si no es mía, no será de nadie”, y el animal, pues que se pudra en la perrera…). 

Que quede bien claro: Al tener antecedentes, Pablo NUNCA obtendrá la licencia para poder ser legalmente dueño de este animal. Por lo tanto, lo suyo es que renuncie a la propiedad de la perra para que el animal pueda ser adoptado. 

Y me diréis “¿pero quién va a querer adoptar un perro ppp?” Pues señores, hay una chica que la quiere adoptar, que ya es poseedora de una licencia para su propio perro y que cumpliría todos los requisitos de seriedad que necesitaría el ayuntamiento para entregar a este animal en adopción. 

Conozco personalmente a la chica en cuestión. Ha ido como 20.000 veces al ayuntamiento, ha registrado una instancia, pero nada…Nada de nada…. 

¿Por qué nada??? Pues por qué el dueño “oficial” de la perra parece ser amigo de las “más altas esferas municipales” y que claro, como todo en este mundo funciona a base de trato de favores, pues el Ayuntamiento no cumple con los procedimientos legales… 

El Ayuntamiento NO PUBLICA NI HA PUBLICADO NUNCA LISTADO DE LOS PERROS ALBERGADOS EN LA PERRERA MUNICIPAL.

Ni en su web, ni mediante tablón de anuncio en el propio ayuntamiento.

El Ayuntamiento NO CUMPLE con su propia ordenanza municipal y tampoco con la Ley 1/1992 de Protección Animal. 

El Ayuntamiento alberga desde noviembre una perra en sus instalaciones, sin haber tomado las medidas oportunas bien sea haciendo las correspondientes notificaciones al propietario del animal para posteriormente inscribir el abandono en el BOIB, bien sea haciéndole firmar la renuncia al dueño. 

Huelga decir que apostaría a qué, a Pablo, ni se le ha puesto una multa por carecer de la documentación obligatoria, pues Pablo es amigo de “no-sé-qué” Ilustre personaje del Ayuntamiento… 

¿!¿!Os parece normal?!?!?! Una perrera MUNICIPAL se financia con los fondos de los habitantes del municipio. Me parece indignante que un ayuntamiento se “pase las leyes por el forro” por que el animal renunciado pertenece a un amigo, o bien a un macarra al que se le tiene miedo, o cualquier otra estúpida excusa que se pueda dar. 

Primero de todo, ¿Cómo se puede tener un animal 4 meses en unas instalaciones sin hacerle ni la menor publicidad?

Segundo, ¿Cómo es posible que, si se lo pides al ayuntamiento, te contesten que NO HAY perros albergados, a pesar de que cuando una se acerca a la perrera municipal oye ladridos??? 

Vamos bien, señores, vamos muy bien…. Recuerdo el día en que vino a mi casa alguien de Medio Ambiente para decirme, resumiendo :“o haces esta obra, o te pongo una multa”… ¿Cómo es que a Pablo, no se le ha dicho :“o firmas la renuncia, o te pongo una multa”???? 

Ayyy, Amigos míos, Pablo es un tío con suerte… Tiene relaciones que le permiten ir por la vida haciendo lo que le da la gana…. 

(*) nombre ficticio

¿Se quiere fomentar el exterminio de gatos ????

Cómo sabéis, este blog es para mi como una tribuna donde expresar mis opiniones sobre temas varios, principalmente sobre el (pésimo) trato que da nuestra sociedad a los animales.

Esta mañana, salió un artículo en El Diario de Mallorca que motivó en mí un ataque de ira, ampliándose éste a medida que iba leyendo.

http://www.diariodemallorca.es/part-forana/2014/01/30/expertos-alertan-proliferacion-colonias-gatos/907142.html

Maria la Gata, nuestra gran amiga, amante de los gatos, defensora de los animales y responsable de varias colonias que va alimentando, castrando y curando con sus propios (y pequeños) medios económicos escribió una carta que expresa de un modo claro y perfecto mis sentimientos y los de muchísima gente. 

Por lo tanto, y con su permiso, comparto con todos vosotros la carta que escribió, pues me parece perfecta. Sencillamente per-fec-ta:

A la atención de Toni Más y a quien corresponda:

Me tomo la libertad de dirigirme a usted en respuesta al vergonzoso artículo que ha publicado esta misma mañana en el Diario de Mallorca.

Ante la misiva, le diré que lo que realmente supone un peligro para nuestra sociedad y nuestros ecosistemas y fauna es que, gente como ustedes, se encarguen de gestionar las vidas de todos aquellos que tienen la suprema desgracia de caer en sus manos.

¿No siente la más mínima vergüenza de escribir sobre lo que está bien y lo que está mal teniendo en cuenta de que gestiona una de las peores perreras de toda Mallorca? ¿Por qué no dice cuántas denuncias acumulan a fecha de hoy por el estado en el que se encuentran sus instalaciones y “sus” animales? 

Se le debería caer la cara de vergüenza, a ustedes y a las entidades competentes, que un grupo de voluntarias, las cuales, sea dicho ya de paso, nos dejamos la vida, en hacer el trabajo que a ustedes corresponde y que encima cobran por ello. Pero no contentos con eso, se toman la libertad de decir abierta y públicamente la peligrosidad de la proliferación de las colonias felinas.

Pues bien, se acaba de topar con un frente muy fuerte y no sabe cuánto lo va a lamentar. Somos muchas, demasiadas, quienes, con pocos recursos y al margen de un sistema que no nos ampara, si no que nos persigue, hemos sido capaces de organizarnos y autogestionarnos para alimentar, castrar y sanear las colonias que de manera altruista mantenemos, sin la ayuda de nadie.

Llevo muchos, muchos años gestionando colonias felinas, quizás muchos más de los que ustedes llevan en sus cargos, y no consentiré jamás que nadie se atreva a pisar la labor altruista y bien hecha que se lleva a cabo en el bienestar de los felinos salvajes. Me toca un pie que sean biólogos o veterinarios.

Iremos a los medios, saldremos a la calle y su nota de prensa no quedará sin respuesta. Que la gente sepa qué tipo de entidades pagadas con NUESTRO dinero se encarga de divulgar este tipo de informaciones que perjudican a un colectivo tan vulnerable como lo es el de los gatos callejeros y a las personas que cuidamos de ellos.

No les basta con el dolor que encierran sus jaulas que ahora quieren expandirse y ganar terreno ajeno.

Suerte, porque a partir de ahora la va a necesitar.

Que conste que Maria la Gata no está sola, ni mucho menos… Somos legión…

La desastrosa perrera de Calviá

En la noche del 31 de diciembre, la perrita Huellas se escapó de su casa, asustada por petardos y cohetes como la mayoría de sus congéneres.

Un vecino de Calviá se la encontró, e hizo lo que tiene que hacer un ciudadano concienciado:

Llamó a la Policía Municipal quien contactó con el funcionario de permanencia de la perrera municipal de Calviá. Este individuo fue a recoger a la perrita de las manos del vecino que la había encontrado para llevársela acto seguida a la perrera.

Una vez llegado allí, el mencionado empleado de permanencia (a todas luces molesto por tener que trabajar en Nochevieja) puso a Huellas en una jaula en la que ya se encontraban 3 perros de gran tamaño, y eso, a pesar de tener 2 jaulas vacías justo al lado.

La semana anterior, un perrito de pequeño tamaño sobrevivió milagrosamente al ataque de estos 3 perros. Todos los empleados lo sabían, pues el animal fue llevado al veterinario gracias a la pericia de los voluntarios de la protectora vecina.

Bien… El empleado municipal de permanencia en Nochevieja también lo sabía.

Ahora os peguntaréis por qué rayos metió a una perrita de tamaño pequeño en la misma jaula que 3 perracos que ya habían casi destrozado a otro pequeñajo…

Yo os lo diré:

A este personaje, no le hacía gracia trabajar en Nochevieja. Él también quería tirar cohetes, también quería hincharse a cava y gambas, y eso de tener que estar de permanencia en caso de que se le traiga un perro extraviado le cabreó…

Tanto cabreo llevaba, que, al llegar Huellas a la perrera, la echó sin miramientos a la jaula de los 3 territoriales perros.

La tiró en la jaula ya ocupada, a pesar de tener a su disposición 2 jaulas vacías…..

Yo defino esta actitud como sádica pues sabía qué ocurriría… Sabía que la perrita no pasaría la noche y que moriría bajo los ataques de los 3 perracos.

Sabía que Huellas iba a morir, pero aún así, la echó a “los leones”…

Imaginaros las molestias que se tuvo que tomar para poder disfrutar de su “espectáculo” privado de Nochevieja:

  • Abrir la puerta de la jaula, luchando para que los 3 grandullones no se escaqueen por la puerta, quizá apartándolos a patadas de la salida, mientras agarraba a Huellas por la soga que (imagino) le habría puesto al cuello.
  • Soltar a una asustadísima Huellas a sus verdugos, quitarle la soga, y cerrar la puerta a toda pastilla para que ninguno de los perros saliera… 

Se tomó esas molestias, a pesar de tener 2 jaulas vacías. 2 JAULAS VACÍAS.

Poner a Huellas en una de estas jaulas libres significaba:

  • Abrir la puerta de la jaula y meter a Huellas dentro
  • Cerrar la puerta de la jaula con Huellas dentro 

El problema, es que este mundo está lleno de catetos ignorantes, y peor aún, de capullos sádicos.

No me digáis que al personaje ése no le mola el sufrimiento ajeno.

Debió de tirar a Huellas sin miramientos con el pensamiento que al menos, él no sería el único a quien se le habría “jodido” la velada de Nochevieja. Incluso debió de sonreír a la idea de la ejecución a la que asistiría… 

Ahora, paso a darles mi opinión a este “funcionario” así como a los demás “funcionarios” que le seleccionaron para el puesto.

Quisiera recordarles a los empleados municipales de la perrera que:

  • Sus sueldos proceden de NUESTROS impuestos
  • No por ser empleado municipal se puede actuar de “cacique”
  • Y sobre todo, en el caso de la perrera de Calviá, su gestión se denunció en más de una ocasión.

De hecho, se recogieron (y registraron en el Ayuntamiento) más de 4.000 firmas, se mantuvieron reuniones, donde la municipalidad consiguió dar largas alardeando de su deseo de negociar y de colaborar….

Lo que pasa aquí, es que en cualquier municipio del qué podamos hablar, nos topamos con personas que ejercen de “Señores dueños de sus feudos” empezando por los Alcaldes que suelen hacer lo que les da la gana, o más bien, que dejan total libertad de actuación a los “barones” que les sirven de Regidores de Medio Ambiente, o de Urbanismo o de Sanidad o de cualquier departamento del que esté provisto el Ayuntamiento. 

Me parece que el Alcalde de Calviá se olvida de las próximas elecciones municipales… Y de que uno no es nombrado Alcalde ad vitam eternam….

Dado que una Servidora no tiene interés en las cosas políticas, no suele abogar por un partido u otro…

Pero a Servidora, le parece que 2015 se acerca a velocidad relámpago y que se hará un placer de escribir en contra de quienes permiten muertes sádicas e intencionadas como la de Huellas en su municipio. 

En este blog, siempre escribo la verdad, bien relatando hechos concretos, bien dando mi opinión personal acerca de alguna noticia que me haya sulfurado… 

En el caso de la perrera de Calviá y de la muerte de la perrita Huellas, os quiero recordar una cosa:

Una perrera MUNICIPAL está aquí para prestar servicio a los ciudadanos de su municipio. Lo que significa recoger a un animal vagabundo permitiendo a su propietario encontrarlo de manera muy fácil y rápida y EN BUEN ESTADO pues es de los ciudadanos (incluyendo el dueño del animal extraviado) que provienen los fondos del municipio y por ende, los fondos de la perrera… 

Adjunto la foto del artículo “Denuncian las condiciones de la Perrera de Calviá”, página 15 del periódico “El Mundo” del sábado 11 de enero, donde se expone el caso de la perrita Huellas.

Imagen

En qué mierda de mundo vivimos???

Estoy hasta los huevos de esa gente que abandona, maltrata y mata impunemente a cuantos animales como les da la gana…

Las perreras están llenas – no, lo siguiente – llenísimas. Animales que llegan en los huesos, después de haber pasado su vida pariendo, en el caso de las hembras, y atados a una cadena en caso de los machos… Cuando no se unen las 2 condiciones.

Te vas a la perrera para sacar un perro, con la firme intención de salvar al menos a uno del sacrificio, y mientras esperas tu turno, en la oficina, oyes a personas lloriqueando que tienen que deshacerse del perro, por qué ha llegado un bebé, por qué el perro es mayor, por qué ya no sirve para cazar, aunque en el caso de los cazadores, el perro que llega “sano y salvo” a la perrera ha tenido suerte.

Sí, suerte… Suerte de no haber acabado colgando de un árbol, con las patas traseras a 5 centímetros del suelo, luchando por sobrevivir a la crueldad del que fuera su “amo”….

Gentuza de mierda….

Escoria, despojo de la humanidad, que se creen superiores, cuando dejan a su suerte a una perra todavía joven pero con el cuerpo cansado de parir, con la mirada desesperada y con el corazón oscuro, que no sabe ni lo que es una manta, una caricia o una dulce palabra.

Por culpa de esa bazofia de la humanidad, Amy, la dulce, cansada y tierna Amy, no tuvo la fuerza de esperar hasta el viernes, exhaló su último aliento en una fría jaula, sola, como siempre lo estuvo, justo cuando alguien, su ángel humano, la iba a sacar.

Amy dejo este mundo donde solo conoció dolor y pena, sin haber probado el calor del hogar que la esperaba, la dulce mano de su rescatadora, y las suaves palabras que infunden esperanzas a los olvidados de la vida.

La semana anterior, un pequeño, un cachorro, murió también solo, dejó este mundo sin haber siquiera empezado a vivir…

Humanos… Sí, Humanos que se creen la panacea de la creación, pero que no tienen ni el más mínimo rastro de “humanidad”, asquerosos mierdas que descuartizan animales y los tiran en bolsas de plástico, aquí mismo, en Mallorca…

Pero ya me diréis, ¿qué podemos esperar de una sociedad que libera a terroristas, a violadores y asesinos? ¿Qué podemos esperar de unos legisladores que crean “doctrinas Parrot” para dejar sueltos a abyectos seres que quitaron vidas a mansalva y que consiguen clemencia para la suya???

¿Qué hemos hecho? En qué nos hemos convertido????

ImagenImagen

 

Identificar el ADN de las cacas de perros de Esporles para multar al dueño

Acabo de enterarme de una noticia que me ha dejado sin habla, pero que gracias a dios, no mermó mi facultad de teclear.… 

El ayuntamiento de Esporles se toma muy en serio las defecaciones caninas.

Hasta tal punto que prevé crear un censo canino, identificando a los perros mediante su ADN, para luego poder patrullar por el pueblo, recogiendo muestras de excrementos “cobardemente abandonados” en la vía pública por dueños cuyo civismo deja que desear. 

Una vez recogidas estas muestras, lógicamente tendrán que ser analizadas en un laboratorio para extraer el ADN canino a fines de cotejarlo con el ADN de los perros inscritos en el censo establecido por el consistorio. 

Resumiendo, en el caso de vivir en Esporles: 

Tendrías que registrar a tu perro en el ayuntamiento.

Tendrías que permitir que se recoja una muestra de ADN de tu animal para que dicho código genético se vea asociado a tu modesta persona.

Y tendrías que tener mucho cuidado en no olvidarte (o descuidarte) de recoger las deyecciones de tu perro. Sí, mucho cuidado…. 

Pues, escondido en la sombra, al asecho y vigilando tus pasos, habrá un empleado municipal armado de un kit de recogida de pruebas a lo CSI que se agachará al lado de la “caquita” de tu querido peludo, recogerá una pequeña muestra, la meterá en unas de estas bolsas para pruebas que llevan los inspectores de las series americanas en los bolsillos de sus chaquetas, se la llevarán al laboratorio donde se extraerá el ADN contenido en dicha muestra y cuando eso esté hecho, cotejara el ADN extraído con los ADN perrunos incluidos en el censo municipal. 

Para al final de todo este circuito, enviarte una multa. 

Buffff, ahora que leo lo que he escrito, la cabeza me da vueltas….Me cuesta imaginar a agentes municipales recogiendo muestras  de defecaciones caninas… Esto implicaría una considerable inversión por parte del Ayuntamiento, tanto económica (contratación de personal municipal, facturas de laboratorio, gastos informáticos ligados a la creación de un censo canino…) como logísticas. 

Lo que sí sugiero, es que la idea se extienda a los propios habitantes del municipio. Es relativamente fácil puesto que cada ayuntamiento tiene a los habitantes de su pueblo fichados, ya sea gracias al envío de tasas de basura anuales o bien al impuesto de circulación. 

Es decir:

cada habitante de Esporles deberá presentarse en el PAC del municipio, donde se le extraerá una muestra de ADN (solo hace falta saliva).

Se incrementará el número de agentes municipales, dado que tendrán que recoger cada colilla, lata, vaso, o cáscara de pipas abandonados en la vía pública.

Se procedería a cotejar el ADN de dichos residuos, y se enviará la correspondiente multa al domicilio del ciudadano recalcitrante. 

Sí, extrapolado de este modo, hasta me gusta la idea.

Se sumaría una cantidad considerable a las arcas del pueblo, y no quedaría desecho alguno en las calles. 

Extrapolando aún más, la fantástica ocurrencia de Esporles se extendería a toda España, las calles quedarían completamente limpias, cada pueblo se enriquecería, y todo el mundo estaría feliz. 

Bueno, claro, queda el problema de los animales maltrados… Digo el problema, porque cuando se pide la creación de un censo de maltratadores, se saca a relucir la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) y no hay manera de obtener que los maltratadores, asesinos de animales y otra gentuza puedan estar fichados…

Eso demuestra que, desde luego, no tenemos las mismas prioridades…

También estoy pensando en qué esto podría ser el perfecto instrumento de venganza entre vecinos enemistados…. Imaginaros:

Me llevo fatal con mi vecino, por suerte para mí, dueño de un perro. Por la noche, me infiltro sin ruido en su patio y recojo una caquita del animal. Me la llevo y la coloco con sigilo en la calle principal de Esporles, los agentes municipal la ven, recojen la famosa muestra, y le envían a mi odiado vecino una multa por haber ensuciado las calles del pueblo… Yipeee!!! Al final, sí que servirá de algo la nueva idea del Ayuntamiento!!!!!!!

http://www.diariodemallorca.es/part-forana/2013/12/14/esporles-preve-crear-censo-adn/897057.html?fb_action_ids=751211791558934&fb_action_types=og.recommends&fb_source=aggregation&fb_aggregation_id=28838148123758

ROBIN MURIÓ SOLO…

Erase una vez una señora alemana llamada Pippa(*) cuyo perro se llamaba Robin. 

Vivía con su pareja Pepe(*) quién tenía ciertos problemas con lo que los Indios de América llamaban “agua de fuego”… 

Pippa estaba muy enferma, hasta tal punto que falleció este verano. Pero amaba mucho a su perro Robin, que se quedó solo con Pepe. 

Una amiga mía, que llamaré Elsa(*), le comentó varias veces a Pepe, que en caso de problemas para cuidar de Robin, bastaba con avisarla y ella se encargaría de encontrarle una buena casa al perrito. 

Sin saber muy bien como ni porqué, Robin fue llevado a una finca aislada, cerca de Llubí. Ni hace falta decir que, al verse solo allí, el perro se largó pitando, con ganas de comerse el mundo… 

Lo que os cuento a continuación, es lo que me explicó mi amiga Elsa(*), y, por supuesto, esta historia puede tener otra versión aparte de la suya. 

Yo confío plenamente en el relato de mi amiga, dicho esto, entiendo que algunas personas prefieran oír la versión del Centro de Protección Animal donde ocurrieron los hechos aquí expuestos: 

Esta historia viene a ser la típica cantinela de “es su palabra contra la mía”. 

Sin embargo, aquí, relataré fríamente los hechos que me fueron expuestos: 

Martes 12.11.2013: 

  • Aparece Robin, solo, en la carretera Llubí – Santa Margarita y lo recoge el CEPAD (perrera de la Fundación Natura Parc, en Santa Eugenia)
  • El perro es llevado a las instalaciones del CEPAD y se le hace la correspondiente foto (debajo de este artículo).
  • Una amiga de Elsa(*), que suele mirar siempre las fotos de los animales entrados en el CEPAD lo ve y la llama por la tarde, por si reconoce al perro.
  • Elsa(*) se da cuenta que se trata de Robin, el perro de Pippa(*) la conocida suya fallecida este verano.
  • Inmediatamente quiere sacar al perro.

Miércoles 13.11.2013: 

Elsa(*) llama al CEPAD donde preguntan a nombre de quien está el chip. Elsa(*) explica el caso, y expresa su deseo de sacar al perro. Le comentan que necesitará los papeles de defunción, ella dice que lo gestiona. 

Jueves 14.11.2013: 

  • Elsa(*) localiza a Pepe(*), el “dueño” de Robin, y le pide los nº de teléfono de los 3 hijos de la señora alemana fallecida, para ver si le pueden facilitar documentación.
  • Ese mismo día, Elsa(*) avisa a su amiga Marga(*), quien conoce también muy bien al perro de que el animal está en el CEPAD (perrera de la Fundación Natura Parc, en Santa Eugenia).
  • Por la tarde, llaman al CEPAD diciendo que no pueden venir a por Robin el viernes (Marga por razones médicas y Elsa por trabajo).
  • Desde el CEPAD, les informan que podrán venir el sábado a las oficinas.
  • Elsa(*) llama al ayuntamiento, para explicar el caso del animal que tiene chip a nombre de una persona fallecida, a ver qué pueden hacer. El ayuntamiento le sugiere que se pase el lunes siguiente para intentar arreglar este problema.
  • Entre tanto, Marga (*) consigue un hogar para Robin.

Sábado 15.11.2013:

  • Marga(*) se presenta en las oficinas del CEPAD para recoger a Robin que se encuentra en la perrera.
  • Marga(*), quien camina con muleta, insiste en ir a ver al perro y sacarlo de donde esté por qué llueve mucho y no quiere que el animal se moje (en fin, preocupaciones de amantes de los animales).
  • Le contestan, muy solícitos, que no hace falta, puesto que no le irá bien caminar por allí con la muleta, y que le van a traer a Robin aquí mismo.
  • Robin llega, metido en un transportín.
  • El perro babea, tiene los ojos secos, y no reconoce a Marga(*) a pesar de conocerla bien. Tampoco se puede poner en pie.
  • Marga(*) se altera mucho, la veterinaria le comenta que se le ha puesto un antibiótico.
  • Marga(*) quiere llevarse al perro y se le informa que es imposible dado que el animal no es suyo, que tiene chip, etc.
  • Marga(*), todavía más alterada llama a Elsa(*), quien llama a su vez a la Fundación Natura Parc.
  • La respuesta es la misma: NO se pueden llevar a Robin.
  • Marga(*) quiere sacar unas fotos del perro, pero no se lo permiten.
  • Marga(*), que ya está totalmente preocupada y hundida, propone 20 euros para que alguien vigile al perro de modo que no pase el domingo solo (que no fueron aceptados por qué otra persona presente le dijo a Marga(*) que se guardar el dinero).

Lunes 17.11.2013: 

  • Sobre las 10:30, Elsa(*) llama a CEPAD (perrera de la Fundación Natura Parc, en Santa Eugenia) para pedir noticias de Robin. No está la veterinaria, la persona que atiende el teléfono de la oficina le dice que le devolverán la llamada.
  • Sobre las 12:30, viendo que no la llaman, Elsa(*) vuelve a llamar. Le comenta la veterinaria que “este perro ha comido veneno”.
  • Elsa(*): “¿Cuándo???? Ningún veneno tarda 4 días en declararse, y de ser así, significaría que han dejado al animal sufrir hasta que alguien dijera que vendría a por el perro, y todo el domingo solo, sufriendo en el frío y bajo la lluvia”.
  • Elsa(*) pregunta cuando puede venir a por Robin.
  • Al final le contestan que está muerto.
  • Por lo tanto, Elsa(*) contesta que igualmente, quiere venir a por el cuerpo, para poder enterrarlo.
  • Le contesta la veterinaria que hoy (lunes) no puede ser, por qué tiene papeles y gestiones que hacer.

Martes 18.11.2013: 

  • Elsa(*) vuelve a llamar para ir a por el cuerpo. La veterinaria le contesta que ya lo ha incinerado.
  • Elsa(*) se indigna, diciendo que han dejado al perro sufrir solo todo el domingo, que esto no es ético, haberlas dejado llevarse a Robin el sábado, aunque fuera para dormirle para siempre.
  • Elsa(*) insiste, arguyendo “¿con que derecho has incinerado al perro si tenía chip?”. A esta pregunta, se le contesta que no tenía propietario (fallecida) por lo tanto tenía derecho. A lo que Elsa(*) más indignada si cabe contesta que esto no es así, que la veterinaria no tiene ningún derecho más que el que Elsa(*) podría tener.

Repito una vez más que los hechos relatados aquí se corresponden con lo que me contó mi amiga Elsa(*) cuya palabra NO PONGO EN DUDA. 

Sin embargo, sé que en estos casos, las cosas acaban en plan “es tu versión contra la mía”. 

Por ello, después de leer este post que intenté escribir de manera totalmente imparcial, vosotr@s mismos podréis decidir qué opinar del tema… 

(*) nombres ficticios por iniciativa mía

Imagen