Triste Mundo el nuestro…

Llevo la mitad de una vida en esta tierra. Llevo años, desde la adolescencia de una niña hasta la madurez de una mujer, tanto tiempo buscando e intentando entender….

Tanto tiempo sin conseguir la clave del mundo. Años buscando los motivos de tanta maldad en una tierra tan maravillosa como la nuestra.

Las preguntas siempre son las mismas y las respuestas siempre desoladoras. 

Año 2013, casi 2014: Europa – España:

Mucha gente pasando hambre, demasiada gente sin casa, desahuciados por bancos cuyos dirigentes están protegidos de la Ley o de la Justicia.

Demasiado dolor en la vida de muchos tanto humanos como animales. Siempre dolor. 

Por qué la esperanza a veces se va a fuerza de golpearse contra el muro de la impunidad. 

Esa impunidad de la que gozan los grandes y los ricos, los que pueden dañar sin consecuencias y hundir la vida de los pequeños a los que nunca llega la Justicia. 

Me indigno. Ciertos días más que otros. Me indigno por qué se necesitan organizaciones humanitarias para que muchos puedan comer. 

Me indigno, por qué en esta tierra que les pertenece a los animales tanto como a nosotros, los humanos pisamos los derechos más básicos de los que consideramos inferiores, por la única razón que no caminan erguidos sino a 4 patas, con la estúpida excusa de que no hablan, escudándonos detrás la cómoda certeza de que un ser que no puede hablar no puede ser inteligente. 

Me indigno por qué los humanos infligimos dolor, matamos y torturamos a los que no tienen voz, por el mero hecho de no tenerla. 

Me indigno por qué la “justicia” libera a asesinos y violadores por qué lo dice una “doctrina Parot” de Bruselas. 

Me indigno por qué miles de animales mueren cada día torturados por una especie que se considera superior. 

Me indigno por qué ¿como una justicia que libera a asesinos de humanos podría condenar a asesinos de animales? ¿Cómo? 

A veces, de tanto indignarme, se me va la esperanza. 

La esperanza de que un día los humanos sí seamos superiores, sí seamos justos, sí seamos bondadosos; de que un día, deje de existir la avaricia y la codicia, que en el Año 2013, casi 2014, corroe la sociedad….

Imagen

Los gatos de Son Espases

Mi día a día es muy sencillo, como todo/as los que trabajan (más bien, que tienen la suerte de trabajar). Dicho esto, mi principal “ocio”, mi pasión en realidad, es ayudar a los animales en la medida de mis pequeñas posibilidades. Tengo la suerte de compartir el amor y el respeto hacia los animales con muchos amigos y amigas. 

Acabo de leer el siguiente artículo en el Diario de Mallorca: 

http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2013/11/19/son-espases-lugar-gatos/890847.html en el cual se informa que la Gerencia del Ib Salut quiere erradicar una colonia de 8 gatos, mostrándose “impermeable” al ofrecimiento de Baldea de castrar dichos felinos, así como de testarlos a fines de asegurarse de que son sanos. 

En primer lugar, no creo que los gatos presenten riesgos para la salud de los pacientes del “Hospital de referencia en Baleares” tal y como lo explican en el citado artículo (“en estos momentos ya hay una serie de trabajadores del hospital que se están encargando de los animales, alimentándoles en zonas adecuadamente alejadas del recinto hospitalario en el que se atiende a enfermos. “Les ponen pienso en tolvas, nunca comida que les motivara a buscar más en la cafetería o en el interior de las cocinas”, añadió la portavoz.”). 

En segundo lugar, la idea de contratar a una empresa de exterminio (Will Kill) me parece más que inadecuada, pues dan ustedes a entender que los gatos son tan dañinos como las cucarachas. ¡¡¡Dios mío!!!! Una PLAGA de 8 gatos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 

Por otro lado, me gustaría hacer hincapié sobre el tema de la higiene y la posible entrada de gérmenes tan importantes a los ojos de la Sra. Beatriz Collazo. Me parece una gran paradoja acusar a los 8 gatos de traer microbios y otras bacterias cuando los mismos empleados del centro vienen a trabajar con el uniforme puesto.

Me explico: si uno se viste en su casa con su impoluto uniforme blanco, se sube a su coche, se para a tomar un café, o sale a desayunar vestido del mismo modo, considero que esa persona lleva con ella al centro hospitalario en general y a las habitaciones de los pacientes en particular, todos los gérmenes habidos y por haber…. 

Así que, cuando leo que se quieren exterminar 8 gatos por temas de “higiene”, tiendo a pensar que la (encubierta) razón de tal empeño es una mera falta de sensibilidad, por no decir que estos animales se le antojan a la Sra. Collazo como una molestia personal. 

En lugar de centrarse en el tema “gatuno”, la Sra. Collazo haría bien en dedicar tanto empeño y energía en comprobar que Son Espases cumple con los requisitos obligatorios contenidos en el RITE y en las Normas UNE (ver documento adjunto:  http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/856a890/859w.pdf). 

Le ruego remita este correo a las personas responsables de la “caza de brujas” iniciada por la Sra. Collazo.

No le quepa duda de qué los que amamos a los animales somos legión, y que podemos, con unión y constancia, conseguir lo que nos proponemos.

cropped-ficelle-aplatie.jpg

The Krekovic Museum’s cats

First of all, I hope you will forgive the mistakes I might have made in this text. I am used to write my blog in Spanish, or, sometimes, in French. The only thing I pretend here is to show you all the fantastic job some persons do every day. 

A few days ago, I heard about the Kristian Krekovic Museum in Palma de Mallorca. I must confess my nearly complete lack of artistic culture, as Krekovic was a painter.

http://www.kristiankrekovic.com/ 

You will wonder why I’ve suddendly got interested by Krekovic. The ones who know me will easily guess that this interest has nothing to do with his artistical side (and please note that I am not completely “closed” to Arts!!)

This has to do with a (polemical) cat colony living in the Krekovic Museum´s park.

All those cats are castrated and, as a registered colony, they are fed and are receiving all the sanitary services they need, thanks to the fantastic and selfless commitment of a few volunteers.

And here comes the funny thing: A few persons speaking on behalf of a Neighbor’s Association want to eradicate the cats due to the dirt the cats bring.

Cats are very clean animals, and additionally very useful hunting rats and cockroaches.

To these persons, there are neither reasons nor explications you can give, as they are closed to dialogue. They only “speak” insulting or shouting as they feel completely confident they hold the power of intimidating and enforcing their will. I do not say this only to talk. A meeting took place which ended with shouts and insults from those neighbors.

Do you consider accurate that some persons brag about their relationships in Townhall or Consell de Mallorca that would allow them to carry out the cats extermination?

If you think so, I suggest you should visit the doctor for a complete check-up, because Law is for everyone, and there can´t be special favors to only a few ones.

This kind of intimidation or politic support to “special friends” seems to me extremely incorrect and unethical, and, as far as I am concerned, brings to light one of the everlasting issue that corrodes politics: special treatment. 

Once developed a detailed picture of the facts, here are my observations: 

Cats bring dirt: Really??? So today I went, camera in hand, to have a walk in the mentioned area. I effectively have seen cats. But the things which caught my attention were the plastic bottles, cigarette butts, soda cans, and also a pair of shoes… Nothing that could be used by a cat in his everyday life (maybe with the exception of the Puss in Boots).

Cats bring flea infestation: The Museum workers themselves have never seen a flea nor were bit, that´s why I wonder if fleas are selective when choosing their host….Would it be possible that these bugs only attack the 5 neighbours who want to eradicate the cats? 

Cats cast a negative light to the neighborhood:  Eyyhhhhh? Really???? The negative cast wouldn´t be due to the offenders living in the area? Of course, it´s much easier for a little group of embittered persons to accuse the cats of being the root of ALL the problems. Cats can´t talk, can´t destroy cars, nor carry out physical retaliation. 

As I told you, I went to visit the area this afternoon, with the girl in charge of the colony. Her name is Maria la Gata (means “Mary the Cat”, and of course, it’s a nickname) and she is a young women with determinated eyes, a feline look J and, above all, she is clear minded and has a firm spirit.

Two hours were enough for me to get totally sure that I was talking with a nice person, much more human than those who are convinced they are so.

To fight with her is an error, a big error. Hundred of citizens, animal welfare associations, particulars and Krekovic Museum workers are supporting her. 

Her work IS NOT QUESTIONABLE. She has been feeding, castrating, providing health care, finding adopters for her colony´s cat without any grant or economic help. She can demonstrate everything with all the bills she has. 

This morning I heard her talking on the radio. I heard her arguments, and the way she expresses herself reveals an open-minded, educated and reasonable person. 

This afternoon, Maria, our friend Tessy and I were talking about this “cat matter” in the Krekovic Park bar. While I was sipping my coffee, a man drew my attention. He was standing in front of the corner of park wall and I got intrigated. When he turned back, I saw he has been urinating… But, of course… Cats bring dirt…

The neighbors were talking about poisoning the cats if the colony wasn´t taken off. I would like to remind this stupid people that:

1/ It’s forbidden

2/ Not only cats eat food from the floor. So do dogs

3/ In the same way, infants are used to bring everything to their mouth 

And now, I will write here another of my thought: 

In Madrid, a bar has just opened, with the particularity of having cats living in it… It seems that people love to have “a relaxing cup of café con leche” (haha) with the cats. They say that cats are distressing and peaceful. 

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/10/10/madrid/1381425928_560162.html 

Am I the only person to realize this paradox? On one hand, Madrid opens “Kitten coffees” and on the other hand, 5 persons want to eradicate 15 cats in Palma.

This matter won´t get without advertising. Neither the animal welfare associations, nor particulars, NOBODY will leave Maria la Gata alone in the front line.

Her dedication and her work with her colonies have to be recognized and above all, respected. 

To take care of cats is not only to feed them. It’s to provide them health care, and last but not least, to discuss with embittered neighbors… 

Animals know much more than ourselves, they are pure and much closer to nature than we never could be.

As was telling on the radio Maria la Gata, “we have all lost our animal side”. And I would add something more: maybe some “humans” were born without it. With empty hearts and dead souls.

I share here the most beautiful thing of this post: the link to this wonderful video, edited by the “never-tired” cat rescuers, just to allow you to realize how fantastic and big is their work, just to let you understand how empty-hearted are the persons who want to eradicate the Krekovic colony.

Once you will watch the video, full of love, surpassing, and above all full of hope, then, you will join the fight:

http://www.youtube.com/watch?v=UsqF90LBYV4&feature=youtu.be

 ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Los gatos del Museo Krekovic

Hace muy poco tiempo, me enteré de que existía un Museo Kristian Krekovic en Palma de Mallorca. Tengo que admitir mi casi total falta de cultura artística, sobre todo a nivel “pintura” pues Krekovic era pintor: http://www.kristiankrekovic.com/ 

Os preguntaréis la razón de mi súbito interés por Krekovic… Los que me conocéis ya os imagináis que no tiene nada que ver con su lado artístico (y no es que sea totalmente hermética a los artes, eh!!).

Tiene que ver con una (polémica) colonia de gatos cuyos “aposentos” están en el parque del Museo Krekovic.

Estos gatos están todos castrados y, siendo una colonia registrada, están alimentados y reciben todos los cuidados sanitarios que necesitan gracias a la magnífica y desinteresada labor de unos voluntarios. 

Y aquí viene lo “gracioso”: unas cuantas personas hablando en nombre de una asociación de vecinos quieren erradicar los gatos con la excusa de que traen suciedad.

Los gatos son animales muy limpios, además de muy útiles en cuanto a cazar ratas y cucarachas se refiere. 

Para estas personas, no hay razones o explicaciones que valgan ya que no saben dialogar sin gritar o insultar, además de estar convencidas de tener el poder de intimidar y de imponer su voluntad. No lo digo por hablar, lo digo puesto que hubo reunión, la cual acabó en gritos e insultos por parte de dichos vecinos. 

¿Os parece correcto que ciertas personas alardeen de tener amistades en el ayuntamiento o en el Consell de Mallorca, que les permitirían llevar a cabo su deseo de deshacerse de dicha colonia felina?

Si os lo parece, entonces tendréis que hacéroslo mirar, porque la Ley es para todos, y no pueden existir tratos de favores hacía solo unos pocos. 

Este tipo de amenazas y/o apoyos políticos a favor de unos cuantos me parece sumamente incorrecto y poco ético y, bajo mi punto de vista, trae a la luz uno de los sempiternos temas que corroen la política: el trato de favores. 

Plantado el cuadro de los hechos, expongo aquí mis reflexiones: 

Los gatos traen suciedad: ¿ah sí???? Pues hoy mismo, me he ido, cámara en mano, a pasear por la zona en cuestión. Efectivamente, he visto gatos. Pero lo que me ha llamado la atención, han sido los plásticos, un par de zapatos tirado por allí (ver foto), las sempiternas colillas, latas de refrescos, en fin, una serie de cosas que ningún gato (exceptuando el Gato con Botas) utiliza en su día a día. 

Los gatos traen plaga de pulgas: Los mismísimos empleados del Museo no han visto nunca una pulga, y tampoco han sufrido picaduras. Así que me pregunto: ¿Serán las pulgas selectivas a la hora de escoger a su huésped? ¿Sería posible que estos bichos se atacasen únicamente a los 5 vecinos que se empeñan en querer deshacerse de los gatos? 

Los gatos dan mala imagen al barrio: ¿Ahhhhh sí?? De verdad???… ¿La mala imagen del barrio no se debería, por un casual,  a los delincuentes afincados en la zona? 

Pero, claro, les resulta más fácil a un puñado de vecinos amargados echarles la culpa de todos los males a los gatos. Es mucho menos peligroso. Los gatos no pueden hablar, tampoco pueden pinchar ruedas, destrozar coches u arrinconar a un vecino amenazándolo de represalias… 

Cómo os decía, esta tarde me fui a inspeccionar la zona, con la chica que lleva la colonia. 

Se llama María la Gata (Evidentemente, es un apodo) y es una joven de mirada resuelta y aspecto felino (mira por donde) que tiene una mente fuerte y las ideas claras.

Dos horas me bastaron y me sobraron para cerciorarme de que estaba hablando con una persona más humana que muchos de los que están convencidos de que lo son. 

Meterse con ella es un error. Craso error… Cuenta con el apoyo de cientos de ciudadanos, de varias asociaciones de protección animal y de los empleados del Museo Krekovic. 

Su labor NO ES cuestionable. Ha alimentado, castrado, curado, dado en adopción a los gatos de su colonia sin subvención alguna y sin ayuda económica. Tiene todas las facturas de las pipetas, de los medicamentos y de los veterinarios que visitó. 

Esta mañana, la escuché hablar en la radio. Oí sus argumentos ; argumentos y discurso de una persona sensata, abierta y educada. 

Esta tarde, María, nuestra amiga Tessy y yo estuvimos hablando del tema “gatos” en el chiringuito que hay en medio del parque Krekovic, y entre dos sorbos de cafés, mi mirada se fue hacía la entrada del parque sita justo en frente del Museo. Me fijé en un hombre que me daba la espalda, y que estaba casi pegado a la esquina del recinto. Su actitud llamó mi atención y lo miré con más detenimiento. Cuando volvió a girarse, vi que había estado meando contra la pared….Pero claaaaaaaaaaaaaaaaro, los gatos traen suciedad… 

Los vecinos hablaron de poner veneno si no se llevaban a los gatos a otro sitio… Les quiero recordar a estos necios ignorantes que:

1/ Está prohibido

2/ No solo los gatos comen lo que hay en el suelo. Los perros también

3/ Del mismo modo, los niños tienen la mala costumbre de llevárselo todo a la boca 

Y ahora, os expondré otra de mis reflexiones: 

En Madrid, se abrió un café cuya particularidad es de albergar gatos… Parece ser que a la gente le gusta mucho tomarse un “relaxing cup of café con leche” (jeje) en presencia de los mininos. Sus ronroneos son apaciguadores y calmantes. 

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/10/10/madrid/1381425928_560162.html 

Solo soy yo, ¿os vosotros también veis la tremenda paradoja? Por un lado, los madrileños (o mejor dicho “residentes” madrileños) abren cafés gatunos, y por otro lado, 5 mallorquines (quiero decir “residentes” mallorquines) quieren eliminar una colonia de 15 gatos castrados. 

Este asunto no se quedará sin publicidad. Ni las asociaciones animalistas, ni los particulares, NINGUNO dejará a María la Gata sola al frente.

Su dedicación y su labor con sus colonias de gatos deben ser reconocidas y, sobre todo, respetadas.

Ocuparse de estos mininos no solo es darles de comer. Es vigilarlos, cuidar de ellos, y encima lidiar con vecinos amargados.

Los animales saben mucho más que nosotros. Son mucho más puros y cerca de la naturaleza que jamás lo seremos.

Tal como decía María la Gata en la radio esta mañana, “hemos perdido nuestro lado más animal”… Y yo añado: Algunos quizá nunca lo hayan tenido. Algunos nacieron con corazón vacío y almas muertas…

Aquí os dejo lo más bonito de este artículo, os dejo el enlace del vídeo hecho por las incansables rescatadoras de estos animales, para que veáis cuán grande es su labor, para que os podáis dar cuenta por vosotros mismos de lo insensibles y sin corazón que son estas personas que quieren erradicar a la colonia del Krekovic. Cuando hayáis visto este vídeo de superación, de amor, y sobre todo de esperanza, entonces os sumaréis a la causa:

http://www.youtube.com/watch?v=UsqF90LBYV4&feature=youtu.be

Imagen

ImagenImagen

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Un pequeño Gran Luchador

Como casi siempre, la historia de hoy va de animales. Aunque esta vez, la historia será distinta: 

Habrá cobardía, insensibilidad y seres malos, y por otro lado, aparecerán buenos samaritanos, seres de luz con corazones llenos de bondad y un final feliz… 

Dicho esto, el cuento de hoy, no me lo inventé, y su “final feliz” no puede ocultar todas la demás historias que acaban triste y dolorosamente. 

Érase una vez un perrito chiquitito que no tenía nombre. Al parecer, ni tenía dueño porque no tenía chip. En realidad, sí que tenía dueño, pero aquella persona se desinteresó del animal hasta tal punto que eran los vecinos los que le iban alimentando. 

El perrito chiquitito se iba de paseo cada día, de un lado para otro, ya que no tenía dueño que se preocupara por él.

Ya se conocía tan bien su zona de paseo que la hubiese podido recorrer con los ojos cerrados. Se iba olisqueando todo el rato, buscando a las hembras, por qué claro, cuando no se tiene un humano preocupado, pues no se está castrado… 

Hasta ese día de noviembre, un día muy soleado y hermoso que nuestro simpático perrito tenía previsto aprovechar con unos de sus paseítos ; Hasta ese fatídico día en que se dio de bruces con todo lo malo de la vida cuando se es un perrito sin verdadero humano… 

No se sabe muy bien cómo, pero en la carretera de Inca, nuestro perrito fue atropellado por un coche. 

Desgraciadamente son cosas que pasan, a veces, puede que ni nos dé tiempo a pisar el freno… Pero cuando pasa esto, una persona con el más mínimo rastro de humanidad se para, y se lleva al animal al veterinario, aunque solo fuera para sacrificarlo, en caso de que no se pudiera hacer nada más. 

En el caso de nuestro pequeño amigo, no fue así… Lo atropellaron y se largaron tan panchos, dejando al animal agonizando al borde de la carretera. 

Sin embargo, esta vez sí que hubo suerte, de este tipo de dicha que parece como casualidad pero que en realidad, no lo es… Pasaron por allí unos grandes amantes de los animales que tengo la suerte de conocer. Pasaron, y SE PARARON para rescatar al perrito. 

Vieron lo grave que eran las heridas, pero les dio igual… Lo cogieron y se lo llevaron al veterinario. En 2 clínicas se les negó atención médica, hasta que por fin, un veterinario digno de este nombre lo atendió.

La cosa pintaba fea, muy fea… Una patita rota que se tuvo que amputar pues no quedaba peroné, muy poco tibia y casi nada de fémur. 

Se le tuvo que reconstruir el prepucio, y realizar colgajos para cubrir el músculo abdominal expuesto… 

Al tío (o la tía, igual me da) que le atropelló y se largó, dejando tras sí un animal agonizando y desangrándose, le deseo lo peor de lo peor. 

Eso, cuando se tiene una onza de humanidad NO SE HACE. No se deja a una ser vivo moribundo, con los huesos rotos, despellejado en medio de una carretera… ¿Qué hubiera sido de este perro sin la llegada inesperada de Gabi? 

Pues se hubiese retorcido de dolor hasta morir exhausto, dejando esta vida con la maldad como último recuerdo. 

Sin Gabi, sin Penny, sin María, sin TODAS estas personas que han ofrecido en seguida ayuda económica, cada uno dentro de sus (pequeñas) posibilidades, para pagar la factura de las operaciones, ¿Qué hubiese sido de él? 

Vivimos en un mundo asqueroso, poblado de humanos sin humanidad, sin compasión y sin corazón, poblado de gente cobarde y rastrera y cada día surge una nueva historia demostrándolo… Cada día… 

A pesar de esto, a pesar de ver tanta maldad, todavía subsiste un poco de bondad y de compasión, tal y como lo demostraron todos los que se volcaron para ayudar al pequeño. 

Alguna de estas personas sugirió que el perrito sin nombre se tendría que llamar Trébol, por tener ahora solo 3 patitas, pero sobre todo por haber tenido suerte… 

Trébol, te han dañado, pero aquí y ahora estás a salvo, y te espera una larga y feliz vida en una familia que te mimará como te mereces. 

Aquí, doy gracias en tu nombre a todas estas maravillosas personas que se volcaron en ayudarte…¿Lo ves, pequeño Trébol? No todos los Humanos son malos…. 

Eres un luchador, sé feliz, Trébol

 ImagenImagenImagen