La desastrosa perrera de Calviá

En la noche del 31 de diciembre, la perrita Huellas se escapó de su casa, asustada por petardos y cohetes como la mayoría de sus congéneres.

Un vecino de Calviá se la encontró, e hizo lo que tiene que hacer un ciudadano concienciado:

Llamó a la Policía Municipal quien contactó con el funcionario de permanencia de la perrera municipal de Calviá. Este individuo fue a recoger a la perrita de las manos del vecino que la había encontrado para llevársela acto seguida a la perrera.

Una vez llegado allí, el mencionado empleado de permanencia (a todas luces molesto por tener que trabajar en Nochevieja) puso a Huellas en una jaula en la que ya se encontraban 3 perros de gran tamaño, y eso, a pesar de tener 2 jaulas vacías justo al lado.

La semana anterior, un perrito de pequeño tamaño sobrevivió milagrosamente al ataque de estos 3 perros. Todos los empleados lo sabían, pues el animal fue llevado al veterinario gracias a la pericia de los voluntarios de la protectora vecina.

Bien… El empleado municipal de permanencia en Nochevieja también lo sabía.

Ahora os peguntaréis por qué rayos metió a una perrita de tamaño pequeño en la misma jaula que 3 perracos que ya habían casi destrozado a otro pequeñajo…

Yo os lo diré:

A este personaje, no le hacía gracia trabajar en Nochevieja. Él también quería tirar cohetes, también quería hincharse a cava y gambas, y eso de tener que estar de permanencia en caso de que se le traiga un perro extraviado le cabreó…

Tanto cabreo llevaba, que, al llegar Huellas a la perrera, la echó sin miramientos a la jaula de los 3 territoriales perros.

La tiró en la jaula ya ocupada, a pesar de tener a su disposición 2 jaulas vacías…..

Yo defino esta actitud como sádica pues sabía qué ocurriría… Sabía que la perrita no pasaría la noche y que moriría bajo los ataques de los 3 perracos.

Sabía que Huellas iba a morir, pero aún así, la echó a “los leones”…

Imaginaros las molestias que se tuvo que tomar para poder disfrutar de su “espectáculo” privado de Nochevieja:

  • Abrir la puerta de la jaula, luchando para que los 3 grandullones no se escaqueen por la puerta, quizá apartándolos a patadas de la salida, mientras agarraba a Huellas por la soga que (imagino) le habría puesto al cuello.
  • Soltar a una asustadísima Huellas a sus verdugos, quitarle la soga, y cerrar la puerta a toda pastilla para que ninguno de los perros saliera… 

Se tomó esas molestias, a pesar de tener 2 jaulas vacías. 2 JAULAS VACÍAS.

Poner a Huellas en una de estas jaulas libres significaba:

  • Abrir la puerta de la jaula y meter a Huellas dentro
  • Cerrar la puerta de la jaula con Huellas dentro 

El problema, es que este mundo está lleno de catetos ignorantes, y peor aún, de capullos sádicos.

No me digáis que al personaje ése no le mola el sufrimiento ajeno.

Debió de tirar a Huellas sin miramientos con el pensamiento que al menos, él no sería el único a quien se le habría “jodido” la velada de Nochevieja. Incluso debió de sonreír a la idea de la ejecución a la que asistiría… 

Ahora, paso a darles mi opinión a este “funcionario” así como a los demás “funcionarios” que le seleccionaron para el puesto.

Quisiera recordarles a los empleados municipales de la perrera que:

  • Sus sueldos proceden de NUESTROS impuestos
  • No por ser empleado municipal se puede actuar de “cacique”
  • Y sobre todo, en el caso de la perrera de Calviá, su gestión se denunció en más de una ocasión.

De hecho, se recogieron (y registraron en el Ayuntamiento) más de 4.000 firmas, se mantuvieron reuniones, donde la municipalidad consiguió dar largas alardeando de su deseo de negociar y de colaborar….

Lo que pasa aquí, es que en cualquier municipio del qué podamos hablar, nos topamos con personas que ejercen de “Señores dueños de sus feudos” empezando por los Alcaldes que suelen hacer lo que les da la gana, o más bien, que dejan total libertad de actuación a los “barones” que les sirven de Regidores de Medio Ambiente, o de Urbanismo o de Sanidad o de cualquier departamento del que esté provisto el Ayuntamiento. 

Me parece que el Alcalde de Calviá se olvida de las próximas elecciones municipales… Y de que uno no es nombrado Alcalde ad vitam eternam….

Dado que una Servidora no tiene interés en las cosas políticas, no suele abogar por un partido u otro…

Pero a Servidora, le parece que 2015 se acerca a velocidad relámpago y que se hará un placer de escribir en contra de quienes permiten muertes sádicas e intencionadas como la de Huellas en su municipio. 

En este blog, siempre escribo la verdad, bien relatando hechos concretos, bien dando mi opinión personal acerca de alguna noticia que me haya sulfurado… 

En el caso de la perrera de Calviá y de la muerte de la perrita Huellas, os quiero recordar una cosa:

Una perrera MUNICIPAL está aquí para prestar servicio a los ciudadanos de su municipio. Lo que significa recoger a un animal vagabundo permitiendo a su propietario encontrarlo de manera muy fácil y rápida y EN BUEN ESTADO pues es de los ciudadanos (incluyendo el dueño del animal extraviado) que provienen los fondos del municipio y por ende, los fondos de la perrera… 

Adjunto la foto del artículo “Denuncian las condiciones de la Perrera de Calviá”, página 15 del periódico “El Mundo” del sábado 11 de enero, donde se expone el caso de la perrita Huellas.

Imagen

Anuncios

Identificar el ADN de las cacas de perros de Esporles para multar al dueño

Acabo de enterarme de una noticia que me ha dejado sin habla, pero que gracias a dios, no mermó mi facultad de teclear.… 

El ayuntamiento de Esporles se toma muy en serio las defecaciones caninas.

Hasta tal punto que prevé crear un censo canino, identificando a los perros mediante su ADN, para luego poder patrullar por el pueblo, recogiendo muestras de excrementos “cobardemente abandonados” en la vía pública por dueños cuyo civismo deja que desear. 

Una vez recogidas estas muestras, lógicamente tendrán que ser analizadas en un laboratorio para extraer el ADN canino a fines de cotejarlo con el ADN de los perros inscritos en el censo establecido por el consistorio. 

Resumiendo, en el caso de vivir en Esporles: 

Tendrías que registrar a tu perro en el ayuntamiento.

Tendrías que permitir que se recoja una muestra de ADN de tu animal para que dicho código genético se vea asociado a tu modesta persona.

Y tendrías que tener mucho cuidado en no olvidarte (o descuidarte) de recoger las deyecciones de tu perro. Sí, mucho cuidado…. 

Pues, escondido en la sombra, al asecho y vigilando tus pasos, habrá un empleado municipal armado de un kit de recogida de pruebas a lo CSI que se agachará al lado de la “caquita” de tu querido peludo, recogerá una pequeña muestra, la meterá en unas de estas bolsas para pruebas que llevan los inspectores de las series americanas en los bolsillos de sus chaquetas, se la llevarán al laboratorio donde se extraerá el ADN contenido en dicha muestra y cuando eso esté hecho, cotejara el ADN extraído con los ADN perrunos incluidos en el censo municipal. 

Para al final de todo este circuito, enviarte una multa. 

Buffff, ahora que leo lo que he escrito, la cabeza me da vueltas….Me cuesta imaginar a agentes municipales recogiendo muestras  de defecaciones caninas… Esto implicaría una considerable inversión por parte del Ayuntamiento, tanto económica (contratación de personal municipal, facturas de laboratorio, gastos informáticos ligados a la creación de un censo canino…) como logísticas. 

Lo que sí sugiero, es que la idea se extienda a los propios habitantes del municipio. Es relativamente fácil puesto que cada ayuntamiento tiene a los habitantes de su pueblo fichados, ya sea gracias al envío de tasas de basura anuales o bien al impuesto de circulación. 

Es decir:

cada habitante de Esporles deberá presentarse en el PAC del municipio, donde se le extraerá una muestra de ADN (solo hace falta saliva).

Se incrementará el número de agentes municipales, dado que tendrán que recoger cada colilla, lata, vaso, o cáscara de pipas abandonados en la vía pública.

Se procedería a cotejar el ADN de dichos residuos, y se enviará la correspondiente multa al domicilio del ciudadano recalcitrante. 

Sí, extrapolado de este modo, hasta me gusta la idea.

Se sumaría una cantidad considerable a las arcas del pueblo, y no quedaría desecho alguno en las calles. 

Extrapolando aún más, la fantástica ocurrencia de Esporles se extendería a toda España, las calles quedarían completamente limpias, cada pueblo se enriquecería, y todo el mundo estaría feliz. 

Bueno, claro, queda el problema de los animales maltrados… Digo el problema, porque cuando se pide la creación de un censo de maltratadores, se saca a relucir la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) y no hay manera de obtener que los maltratadores, asesinos de animales y otra gentuza puedan estar fichados…

Eso demuestra que, desde luego, no tenemos las mismas prioridades…

También estoy pensando en qué esto podría ser el perfecto instrumento de venganza entre vecinos enemistados…. Imaginaros:

Me llevo fatal con mi vecino, por suerte para mí, dueño de un perro. Por la noche, me infiltro sin ruido en su patio y recojo una caquita del animal. Me la llevo y la coloco con sigilo en la calle principal de Esporles, los agentes municipal la ven, recojen la famosa muestra, y le envían a mi odiado vecino una multa por haber ensuciado las calles del pueblo… Yipeee!!! Al final, sí que servirá de algo la nueva idea del Ayuntamiento!!!!!!!

http://www.diariodemallorca.es/part-forana/2013/12/14/esporles-preve-crear-censo-adn/897057.html?fb_action_ids=751211791558934&fb_action_types=og.recommends&fb_source=aggregation&fb_aggregation_id=28838148123758

Los gatos del Museo Krekovic

Hace muy poco tiempo, me enteré de que existía un Museo Kristian Krekovic en Palma de Mallorca. Tengo que admitir mi casi total falta de cultura artística, sobre todo a nivel “pintura” pues Krekovic era pintor: http://www.kristiankrekovic.com/ 

Os preguntaréis la razón de mi súbito interés por Krekovic… Los que me conocéis ya os imagináis que no tiene nada que ver con su lado artístico (y no es que sea totalmente hermética a los artes, eh!!).

Tiene que ver con una (polémica) colonia de gatos cuyos “aposentos” están en el parque del Museo Krekovic.

Estos gatos están todos castrados y, siendo una colonia registrada, están alimentados y reciben todos los cuidados sanitarios que necesitan gracias a la magnífica y desinteresada labor de unos voluntarios. 

Y aquí viene lo “gracioso”: unas cuantas personas hablando en nombre de una asociación de vecinos quieren erradicar los gatos con la excusa de que traen suciedad.

Los gatos son animales muy limpios, además de muy útiles en cuanto a cazar ratas y cucarachas se refiere. 

Para estas personas, no hay razones o explicaciones que valgan ya que no saben dialogar sin gritar o insultar, además de estar convencidas de tener el poder de intimidar y de imponer su voluntad. No lo digo por hablar, lo digo puesto que hubo reunión, la cual acabó en gritos e insultos por parte de dichos vecinos. 

¿Os parece correcto que ciertas personas alardeen de tener amistades en el ayuntamiento o en el Consell de Mallorca, que les permitirían llevar a cabo su deseo de deshacerse de dicha colonia felina?

Si os lo parece, entonces tendréis que hacéroslo mirar, porque la Ley es para todos, y no pueden existir tratos de favores hacía solo unos pocos. 

Este tipo de amenazas y/o apoyos políticos a favor de unos cuantos me parece sumamente incorrecto y poco ético y, bajo mi punto de vista, trae a la luz uno de los sempiternos temas que corroen la política: el trato de favores. 

Plantado el cuadro de los hechos, expongo aquí mis reflexiones: 

Los gatos traen suciedad: ¿ah sí???? Pues hoy mismo, me he ido, cámara en mano, a pasear por la zona en cuestión. Efectivamente, he visto gatos. Pero lo que me ha llamado la atención, han sido los plásticos, un par de zapatos tirado por allí (ver foto), las sempiternas colillas, latas de refrescos, en fin, una serie de cosas que ningún gato (exceptuando el Gato con Botas) utiliza en su día a día. 

Los gatos traen plaga de pulgas: Los mismísimos empleados del Museo no han visto nunca una pulga, y tampoco han sufrido picaduras. Así que me pregunto: ¿Serán las pulgas selectivas a la hora de escoger a su huésped? ¿Sería posible que estos bichos se atacasen únicamente a los 5 vecinos que se empeñan en querer deshacerse de los gatos? 

Los gatos dan mala imagen al barrio: ¿Ahhhhh sí?? De verdad???… ¿La mala imagen del barrio no se debería, por un casual,  a los delincuentes afincados en la zona? 

Pero, claro, les resulta más fácil a un puñado de vecinos amargados echarles la culpa de todos los males a los gatos. Es mucho menos peligroso. Los gatos no pueden hablar, tampoco pueden pinchar ruedas, destrozar coches u arrinconar a un vecino amenazándolo de represalias… 

Cómo os decía, esta tarde me fui a inspeccionar la zona, con la chica que lleva la colonia. 

Se llama María la Gata (Evidentemente, es un apodo) y es una joven de mirada resuelta y aspecto felino (mira por donde) que tiene una mente fuerte y las ideas claras.

Dos horas me bastaron y me sobraron para cerciorarme de que estaba hablando con una persona más humana que muchos de los que están convencidos de que lo son. 

Meterse con ella es un error. Craso error… Cuenta con el apoyo de cientos de ciudadanos, de varias asociaciones de protección animal y de los empleados del Museo Krekovic. 

Su labor NO ES cuestionable. Ha alimentado, castrado, curado, dado en adopción a los gatos de su colonia sin subvención alguna y sin ayuda económica. Tiene todas las facturas de las pipetas, de los medicamentos y de los veterinarios que visitó. 

Esta mañana, la escuché hablar en la radio. Oí sus argumentos ; argumentos y discurso de una persona sensata, abierta y educada. 

Esta tarde, María, nuestra amiga Tessy y yo estuvimos hablando del tema “gatos” en el chiringuito que hay en medio del parque Krekovic, y entre dos sorbos de cafés, mi mirada se fue hacía la entrada del parque sita justo en frente del Museo. Me fijé en un hombre que me daba la espalda, y que estaba casi pegado a la esquina del recinto. Su actitud llamó mi atención y lo miré con más detenimiento. Cuando volvió a girarse, vi que había estado meando contra la pared….Pero claaaaaaaaaaaaaaaaro, los gatos traen suciedad… 

Los vecinos hablaron de poner veneno si no se llevaban a los gatos a otro sitio… Les quiero recordar a estos necios ignorantes que:

1/ Está prohibido

2/ No solo los gatos comen lo que hay en el suelo. Los perros también

3/ Del mismo modo, los niños tienen la mala costumbre de llevárselo todo a la boca 

Y ahora, os expondré otra de mis reflexiones: 

En Madrid, se abrió un café cuya particularidad es de albergar gatos… Parece ser que a la gente le gusta mucho tomarse un “relaxing cup of café con leche” (jeje) en presencia de los mininos. Sus ronroneos son apaciguadores y calmantes. 

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/10/10/madrid/1381425928_560162.html 

Solo soy yo, ¿os vosotros también veis la tremenda paradoja? Por un lado, los madrileños (o mejor dicho “residentes” madrileños) abren cafés gatunos, y por otro lado, 5 mallorquines (quiero decir “residentes” mallorquines) quieren eliminar una colonia de 15 gatos castrados. 

Este asunto no se quedará sin publicidad. Ni las asociaciones animalistas, ni los particulares, NINGUNO dejará a María la Gata sola al frente.

Su dedicación y su labor con sus colonias de gatos deben ser reconocidas y, sobre todo, respetadas.

Ocuparse de estos mininos no solo es darles de comer. Es vigilarlos, cuidar de ellos, y encima lidiar con vecinos amargados.

Los animales saben mucho más que nosotros. Son mucho más puros y cerca de la naturaleza que jamás lo seremos.

Tal como decía María la Gata en la radio esta mañana, “hemos perdido nuestro lado más animal”… Y yo añado: Algunos quizá nunca lo hayan tenido. Algunos nacieron con corazón vacío y almas muertas…

Aquí os dejo lo más bonito de este artículo, os dejo el enlace del vídeo hecho por las incansables rescatadoras de estos animales, para que veáis cuán grande es su labor, para que os podáis dar cuenta por vosotros mismos de lo insensibles y sin corazón que son estas personas que quieren erradicar a la colonia del Krekovic. Cuando hayáis visto este vídeo de superación, de amor, y sobre todo de esperanza, entonces os sumaréis a la causa:

http://www.youtube.com/watch?v=UsqF90LBYV4&feature=youtu.be

Imagen

ImagenImagen

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

EUTANASIA CANINA Y FELINA EN ESPAÑA

Últimamente, debido a la cantidad de perros abandonados que ocupan las perreras de Mallorca, y al creciente número de animales (cachorros y gatitos) encontrados en contenedores de basura, me he estado preguntando si aquello era específico a Mallorca, o si España era, por decirlo de alguna manera, un líder en este aspecto.

Según se puede leer en las memorias de varias entidades cuya función es la recogida y gestión de animales abandonados en Mallorca, las cifras se han disparado desde el 2008, coincidiendo con la crisis que asola Europa en general y España en particular.

Al parecer, al encontrarse en paro, o en situaciones financieras críticas, la gente tiende a deshacerse de sus animales entregándolos en las perreras municipales, o bien abandonándolos en la calle.

Si bien se puede entender que se busque una nueva familia para el animal que ya no se puede mantener, es sumamente indecente e inmoral deshacerse del animal que fue miembro de su familia como si de un trapo se tratase, entregándolo en una perrera municipal donde pasado el plazo legal, se sacrifican los animales. En algunos casos por falta de espacio, y en otros (que personalmente creo la mayoría) por “norma”.

Conviene hacer un distintivo entre un refugio que se gestiona mediante donaciones de socios, o voluntarios o sencillamente de amantes de los animales y que no sacrifica ningún animal, y una perrera municipal, donde sí se practica la eutanasia (ya sea por falta de espacio u otras razones).

Del mismo modo, cabe destacar que se está incrementando el número de entidades privadas que acceden a dar un servicio público que facturan a los ayuntamientos.

Muchos ayuntamientos no disponen de una perrera municipal y consideran más económico contratar a una empresa privada para que gestione el tema de abandonos, recogidas y sacrificios.

Dicho de manera coloquial, “se quitan el marrón de encima”…

Ver este enlace:

http://www.apdda.es/2013/02/defensores-de-los-animales-critican-la.html

Por lo tanto, intenté investigar un poco a fines de determinar con más o menos exactitud cuántos animales se sacrifican cada año en Mallorca.

Esta pregunta me llevó a echar mano del Estudio Fundación Affinity sobre el abandono de animales de compañía (Resultados 2010).

Paso a detallar las bases que utilizó la Fundación Affinity para preparar dicho estudio:

Ámbito: España

 Universo: 1.059 entidades, de las cuales 307 son protectoras de animales de España y 752 ayuntamientos de más de 10.000 habitantes. 

Método de recogida de la información: entrevista auto-administrada mediante cuestionario estructurado.

Dimensión de la muestra: 274 cuestionarios válidos: 91 entrevistas para las sociedades protectoras (índice de respuesta del 29,6%) y 183 ayuntamientos (índice de respuesta del 24,3%). 

Error muestral: la muestra supone un error para los datos globales del 5,1%, con un nivel de confianza del 95% (2 sigmas), bajo el supuesto de máxima indeterminación (p=q=50). 

Fecha del trabajo de campo: de enero a abril de 2011.

Según leí, se utilizaron los datos provenientes de 274 cuestionarios con índice de respuesta de entre 24,3 y 29,6%.

No estoy acostumbrada a hacer estadísticas, y tampoco me considero una enterada de los métodos de sondeo. No obstante, mi opinión es que las cifras medias que se dan seguramente son mucho más bajas que las cifras reales.

Llegué a esta conclusión al leer que la dimensión de la muestra se basa en 274 cuestionarios válidos. Estoy convencida de que, si se consiguiera hacer un estudio utilizando las cifras de toda España, llegaríamos a niveles descomunales de sacrificio.

PERROS:

Según las cifras del antes mencionado estudio, los perros eutanasiados a nivel NACIONAL representan el 15,6% de la cantidad de perros recogidos (109.074 perros, o mejor dicho, 2,3 perros por 1000 habitantes), lo que equivale a 17.016 perros sacrificados en 2010. Vamos, 17.016 cadáveres….

Siguiendo el mismo criterio, a NIVEL DE LAS ISLAS BALEARES, la cantidad de perros recogidos es de 7.107 lo que equivale a 6,4 perros por 1000 habitantes. Destacar que en el 2010 la población Balear alcanzaba los 1.106.049 habitantes… 

GATOS:

Los gatos eutanasiados a nivel NACIONAL representan el 30,1% de la cantidad de gatos recogidos (35.983 gatos recogidos, o mejor dicho, 77 gatos por 1.000 habitantes), lo que equivale a 10.830 gatos sacrificados en 2010.

A nivel de LAS ISLAS BALEARES, la cantidad de gatos recogidos es de 2.546 lo que equivale a 230 gatos por 1000 habitantes. ¡230!!!!!

Ahora, es el momento en el que describo mi cara de asombro y de indignación: Boca abierta, ojos desorbitados y pelo tieso…

Ahora, sumemos:

10.830 gatos más 17.016 perros son un total de 27.846 animales eutanasiados en España, en 2010, por culpa nuestra. Por abandonarlos a pesar de calificarlos “animales de compañía”.

Además, ya lo dije, estoy convencida que las cifras reales son espeluznantes…

¿Que os parece??

La cacería del Conseller Delgado – Episodio 3

Hoy es domingo, y hemos tenido que cambiar nuestra sana costumbre de tomarnos el café en la plaza del pueblo pues tuvimos que ir al veterinario con nuestro perro abuelito cuyo día amaneció con una tremenda crisis de artrosis…

Peeero, dado que la semana pasada me encontré con un excelente artículo sobre la asquerosa actividad de ocio de Carlos Delgado, Conseller de Turismo de Baleares, y dado que la foto que acompañaba el artículo dio la vuelta al mundo, pensé que sería conveniente comprar el periódico en caso de que salga otro escándalo a la luz…

Y ¡bingo!!! Esta vez, nuestro muy activo Conseller de turismo (en su faceta de cazador, eh, ojalá fuese tan activo en lo que a fomento de turismo se refiere) posa felizmente al lado de un muflón que acaba de matar.

A raíz de esta nueva imagen, me vinieron a la mente varias preguntas…

¿Existirá alguna foto del Sr. Delgado sonriendo orgulloso con la cornamenta de dicho muflón por montera?

O bien ¿se habrá conformado con cortarle también los testículos al pobre animal?

No lo tengo muy claro… Por lo que veo, la “foto cojonuda” (cómo la llamo yo) salió en los periódicos de medio mundo, y se fue hasta Alaska y hasta la India… Dejando tras ella una estela de desaprobación e indignación impresionante.

Me temo que el fomento del Turismo de las Islas Baleares sea la última preocupación de este buen señor.

O no? Que os parece?