Ya son viejos

Cuando era pequeña, nuestros padres trabajaban y, a la salida del cole, nos esperaba el abuelo.

Íbamos juntos hasta su casa, y en el camino, el abuelo nos regalaba una napolitana a cada uno.

Luego, al llegar, la abuela nos preparaba un chocolate caliente en invierno y un zumo de frutas en verano.

Nos ayudaron muchas veces a hacer los deberes, y también nos apoyaban cuando, al hacernos mayores, discutíamos con nuestros padres.

Eran buenos tiempos. Poder sentarte en la cocina y mirar a la abuela preparar la cena, mientras nosotros cumplíamos con nuestro deber de buenos alumnos.

Son bonitos recuerdos de niñez y juventud.

Sentirse arropado por el amor de unos abuelos…. 

Nuestros padres trabajaban mucho. Para que no faltásemos de nada. Nos apuntaron a buenos coles, a buenos institutos, y sufragaron los gastos de la universidad.

Nos ayudaron a comprarnos nuestra primera vivienda.

Y no hace falta que cuente el número de veces que lloramos en los brazos de mama al acabarse nuestras primeras historias de amor… 

Hemos crecido. Mi hermano y yo nos sacamos una buena carrera y realmente, la vida no nos va nada mal.

Tengo sobrinos, y una cuñada muy agradables.

Tengo una pareja con la que me llevo muy bien, y la vida es bastante dulce.

Los abuelos fallecieron hace tiempo ya, cuando estaban en casa de nuestros padres, al haberse hecho demasiado mayores para vivir solos. Problemas de la edad.

Nuestros padres los cuidaron hasta el final. 

Mañana, mi hermano y yo llevaremos a mama a una residencia. Papa se fue hace poco, y ella no puede vivir con nosotros. Mi hermano tiene su familia, y yo mi pareja.

Ni él ni yo podemos tener a mama en casa. Es que hay que darle su medicación, y ayudarla para caminar. Ya no cocina nada, así que tenemos que preparar la comida para una persona más. 

Lo hemos hablado, y mañana, mama se quedará en la residencia de ancianos en la que nos la han aceptado. Tenemos que pagar un poco, pero con su pensión, mama puede pagar la cuota mensual.

Iremos a verla, una vez al mes, supongo.

Es que tenemos una vida, y no podemos dedicar tanto tiempo a una persona mayor y enferma.

Hemos tomado la decisión correcta. Además, sabemos que en las residencias, hay voluntarios que van a visitar a los pensionarios.

Mama no estará sola, no…

Sé que lo entendéis… No podemos cambiar nuestras costumbres por una persona mayor…

Estará bien en la resi.

No creo que lo notará si hay meses en los que no podemos ir a visitarla…. 

¿Qué os parece mi historia??? ¿¿¿¿¿¿¿¿¿ASQUEROSA, NO??? 

Pues eso que describo, es lo que hacéis cuando abandonáis a vuestros animales por viejos, o enfermos, o por mudanzas…

El peludo os dio su vida… y vosotros pisáis su fe, su amor incondicional y su corazón puro…

Lo subáis al coche, y lo lleváis a la perrera.

No importa que lo maten, pasado el plazo legal. No importa…

(Por cierto, no tengo ni hermanos, y no abandonaría a nadie que me necesite, lo digo, por si tenéis dudas, ehhhh)

A Mi viejo Amigo, Monsieur Mouche…

¿Recuerdas cuando nos conocimos, tú y yo? Creo que eras tan pequeño que ni te acuerdas…

Yo sí, como si fuera ayer…

Recuerdo este viejo supermercado que iban a derribar, en frente de mi piso. Recuerdo este lluvioso 16 de octubre 1996, cuando la perrita de mi madre, Roxane, oyó un “no-sé-qué” que la hizo salir pitando hacía la puerta acristalada del viejo súper…. 

Recuerdo nuestras caras, la de mi madre y la mía, cuando nos percatamos que una diminuta criatura negra y blanca rascaba el cristal de la puerta con todas las fuerzas de sus pequeñas patitas y maullaba todo lo fuerte que podía para salir de allí…. 

Eras un bebé, de apenas 3 semanas…. Tuvimos que correr para encontrar la llave de este local, y al final, lo conseguimos gracias a mi madre, pues yo estaba a punto de romper la puerta…. 

Te llevé a mi casa, y te di biberones, cada 3 horas… No quería tener un animalito en casa por culpa de mis horarios laborales sin pies ni cabeza…. Pero el destino decidió por mí… En 2 días, eras mío…para siempre. 

Creciste, te hiciste guapo y huraño, te gustaba la pelea con los demás gatos. Recuerdo cuando te sentabas en la ventana, dispuesto a darle su merecido a cualquier pobre gato que se atreviera a pasar por “tu” jardín… 

Y no hablamos del día en qué trajimos a casa al que se convirtió en tu enemigo jurado, Merinos, cuyos papis se divorciaban y no le querían más… Los dos esperabais a qué nos fuéramos para pelearos, y cuando llegábamos a casa, era como en las pelis del lejano oeste… Con bolas de pelos en lugar de arbustos del desierto volando por toda la casa. 

Recuerdo también tus arrebatos de ira cada vez que venía un macho humano a casa… El día que conocí a Nico, me preocupé, de verás… Ya me imaginaba el hombre de mis sueños salir escopeteado de mi casa perseguido por un gato-pantera en furia…. Gracias a tu gatuno sexto sentido, Nicolás te gustó… Debiste saber desde el primer momento que este hombre sería mi marido…. 

Y luego, nos mudamos a Mallorca… Todos: Tania, la perrita de mi padre, Merinos y tu…. Nos diste el peor viaje que jamás pasamos…8 horas de coche, con un gato que queríamos atontar con las “súper-pastillas” recetadas por el veterinario y que nos hizo la vida imposible a pesar de haber recibido triple dosis de calmante…. 

Al final llegamos, tú, más huraño que nunca, y tus 2 humanos con unas ojeras impresionantes… 

Aprendiste a conocer tu nuevo territorio, y creo que te agradó mucho el cambio. Esto de pasarte horas tumbado al sol de Mallorca era estar en la gloria para ti. 

Recuerdo también el día de tu infección de boca… Me acuerdo de esos momentos de soledad en los que la pobre veterinaria y yo, un domingo por la noche, tuvimos que darte 3 inyecciones para que te durmieras y así poder operarte. 

Recuerdo las vacunas anuales y la cara de la vete cuando veía llegar el trasportín preguntando con aprehensión si le traíamos a Mouche la pantera o a Merinos el dulce… 

Y no hablemos de tu infección de orina…. ¿Cuantas dosis de anestesia habrá necesitado la fiera que eras entonces?…. 

Ya hace casi 18 años que te crié… Por aquel entonces, tenía 25 años, los cuarenta y tantos se me antojaban muy lejos, me imaginaba que vivirías para siempre….. 

No… No es así… Estás malito, muy malito… veo que sales un poquito, pero no mucho, noto que comes menos que antes, y que ya no te tumbas todo estirado como si fueras un conejo. 

He notado los bultos de tu cuello, y nos dijo la vete que no había mucho que hacer… 

Te mimamos más, miras la tele con nosotros en lugar de subirte al pedestal que Nico te había hecho y que te encantaba. Por las mañanas, te tomas el café conmigo, pidiendo caricias, como cuando eras bebe… 

Sé que pronto llegará tu hora y que pronto te irás con Tania, Merinos y Luci… Sé que, al cruzar el arco iris, volverás a ser este gato guerrero del que me enamoré… 

Nos estamos preparando a tu partida, pero nunca en la vida volveré a conocer otro Samuraï como tú. 

Eres un ser aparte, una mezcla de fuerza y de dulzura, el protector de tu querida humana y la vida sin ti se me antoja distinta. 

Mi amigo… Te llevarás gran parte de mi corazón. Tania y tu fuisteis los “animales de mi vida”…. 

Cuando llegues allí, dile a Tania cuanto la quiero, y, por favor, esperadme al otro lado, cuando llegue la hora, nos juntaremos de nuevo…

Imagen

UNA PERRERA FANTASMA

Como muchos sabéis, España en general, y nuestra isla en concreto es un tremendo foco de corrupción… Cada día salen a la luz nuevos casos de sobornos, de blanqueo de capitales, de prevaricación y otras estafas cuyos responsables son los que más poder tienen… La clase política está corrupta, al menos ésa es mi opinión… 

Bien, pues ahora os contaré un caso muy interesante y revelador de dicha “corrupción”, o mejor dicho, del trato de favor que reciben algunos. 

En noviembre de 2013, una mujer cercana a Pablo (*) entregó en la perrera municipal de cierto municipio mallorquín la perra de raza pitbull (o amstaff, siempre me lío…) del susodicho.

Pablo tiene antecedentes penales y la perra en cuestión tiene chip a su nombre, pero él, como dueño, no tiene ni licencia ppp, ni seguro, en fin, no cumple con ninguno de los requisitos LEGALES para la tenencia de Perros Potencialmente Peligrosos. 

Por lo tanto, la perra, muy mansa y buena, está cumpliendo condena perpetua en la perrera municipal puesto que Pablo se niega a firmar la renuncia (Vamos, el típico caso de “si no es mía, no será de nadie”, y el animal, pues que se pudra en la perrera…). 

Que quede bien claro: Al tener antecedentes, Pablo NUNCA obtendrá la licencia para poder ser legalmente dueño de este animal. Por lo tanto, lo suyo es que renuncie a la propiedad de la perra para que el animal pueda ser adoptado. 

Y me diréis “¿pero quién va a querer adoptar un perro ppp?” Pues señores, hay una chica que la quiere adoptar, que ya es poseedora de una licencia para su propio perro y que cumpliría todos los requisitos de seriedad que necesitaría el ayuntamiento para entregar a este animal en adopción. 

Conozco personalmente a la chica en cuestión. Ha ido como 20.000 veces al ayuntamiento, ha registrado una instancia, pero nada…Nada de nada…. 

¿Por qué nada??? Pues por qué el dueño “oficial” de la perra parece ser amigo de las “más altas esferas municipales” y que claro, como todo en este mundo funciona a base de trato de favores, pues el Ayuntamiento no cumple con los procedimientos legales… 

El Ayuntamiento NO PUBLICA NI HA PUBLICADO NUNCA LISTADO DE LOS PERROS ALBERGADOS EN LA PERRERA MUNICIPAL.

Ni en su web, ni mediante tablón de anuncio en el propio ayuntamiento.

El Ayuntamiento NO CUMPLE con su propia ordenanza municipal y tampoco con la Ley 1/1992 de Protección Animal. 

El Ayuntamiento alberga desde noviembre una perra en sus instalaciones, sin haber tomado las medidas oportunas bien sea haciendo las correspondientes notificaciones al propietario del animal para posteriormente inscribir el abandono en el BOIB, bien sea haciéndole firmar la renuncia al dueño. 

Huelga decir que apostaría a qué, a Pablo, ni se le ha puesto una multa por carecer de la documentación obligatoria, pues Pablo es amigo de “no-sé-qué” Ilustre personaje del Ayuntamiento… 

¿!¿!Os parece normal?!?!?! Una perrera MUNICIPAL se financia con los fondos de los habitantes del municipio. Me parece indignante que un ayuntamiento se “pase las leyes por el forro” por que el animal renunciado pertenece a un amigo, o bien a un macarra al que se le tiene miedo, o cualquier otra estúpida excusa que se pueda dar. 

Primero de todo, ¿Cómo se puede tener un animal 4 meses en unas instalaciones sin hacerle ni la menor publicidad?

Segundo, ¿Cómo es posible que, si se lo pides al ayuntamiento, te contesten que NO HAY perros albergados, a pesar de que cuando una se acerca a la perrera municipal oye ladridos??? 

Vamos bien, señores, vamos muy bien…. Recuerdo el día en que vino a mi casa alguien de Medio Ambiente para decirme, resumiendo :“o haces esta obra, o te pongo una multa”… ¿Cómo es que a Pablo, no se le ha dicho :“o firmas la renuncia, o te pongo una multa”???? 

Ayyy, Amigos míos, Pablo es un tío con suerte… Tiene relaciones que le permiten ir por la vida haciendo lo que le da la gana…. 

(*) nombre ficticio

¿Se quiere fomentar el exterminio de gatos ????

Cómo sabéis, este blog es para mi como una tribuna donde expresar mis opiniones sobre temas varios, principalmente sobre el (pésimo) trato que da nuestra sociedad a los animales.

Esta mañana, salió un artículo en El Diario de Mallorca que motivó en mí un ataque de ira, ampliándose éste a medida que iba leyendo.

http://www.diariodemallorca.es/part-forana/2014/01/30/expertos-alertan-proliferacion-colonias-gatos/907142.html

Maria la Gata, nuestra gran amiga, amante de los gatos, defensora de los animales y responsable de varias colonias que va alimentando, castrando y curando con sus propios (y pequeños) medios económicos escribió una carta que expresa de un modo claro y perfecto mis sentimientos y los de muchísima gente. 

Por lo tanto, y con su permiso, comparto con todos vosotros la carta que escribió, pues me parece perfecta. Sencillamente per-fec-ta:

A la atención de Toni Más y a quien corresponda:

Me tomo la libertad de dirigirme a usted en respuesta al vergonzoso artículo que ha publicado esta misma mañana en el Diario de Mallorca.

Ante la misiva, le diré que lo que realmente supone un peligro para nuestra sociedad y nuestros ecosistemas y fauna es que, gente como ustedes, se encarguen de gestionar las vidas de todos aquellos que tienen la suprema desgracia de caer en sus manos.

¿No siente la más mínima vergüenza de escribir sobre lo que está bien y lo que está mal teniendo en cuenta de que gestiona una de las peores perreras de toda Mallorca? ¿Por qué no dice cuántas denuncias acumulan a fecha de hoy por el estado en el que se encuentran sus instalaciones y “sus” animales? 

Se le debería caer la cara de vergüenza, a ustedes y a las entidades competentes, que un grupo de voluntarias, las cuales, sea dicho ya de paso, nos dejamos la vida, en hacer el trabajo que a ustedes corresponde y que encima cobran por ello. Pero no contentos con eso, se toman la libertad de decir abierta y públicamente la peligrosidad de la proliferación de las colonias felinas.

Pues bien, se acaba de topar con un frente muy fuerte y no sabe cuánto lo va a lamentar. Somos muchas, demasiadas, quienes, con pocos recursos y al margen de un sistema que no nos ampara, si no que nos persigue, hemos sido capaces de organizarnos y autogestionarnos para alimentar, castrar y sanear las colonias que de manera altruista mantenemos, sin la ayuda de nadie.

Llevo muchos, muchos años gestionando colonias felinas, quizás muchos más de los que ustedes llevan en sus cargos, y no consentiré jamás que nadie se atreva a pisar la labor altruista y bien hecha que se lleva a cabo en el bienestar de los felinos salvajes. Me toca un pie que sean biólogos o veterinarios.

Iremos a los medios, saldremos a la calle y su nota de prensa no quedará sin respuesta. Que la gente sepa qué tipo de entidades pagadas con NUESTRO dinero se encarga de divulgar este tipo de informaciones que perjudican a un colectivo tan vulnerable como lo es el de los gatos callejeros y a las personas que cuidamos de ellos.

No les basta con el dolor que encierran sus jaulas que ahora quieren expandirse y ganar terreno ajeno.

Suerte, porque a partir de ahora la va a necesitar.

Que conste que Maria la Gata no está sola, ni mucho menos… Somos legión…

Adiós Pequeño Beau

A medio día, cruzó el Arco Iris un perrito muy querido llamado Beau quien pasó los 17 años de su vida junto a su Humana.

17 años… Beau era la memoria de los eventos del pasado, de las alegrías y de las penas, y del tiempo que vuela… Era el vivo recuerdo de los que se fueron, de la familia que ya no está…

Era un perrito muy especial, de estos a quienes no les gusta estar en el regazo de su Humana, sino solo estar en su vida.

Comparto la infinita pena de mi amiga. Sé, y los que han tenido compañeros peludos también lo saben, lo difícil que es separarse de ellos.

Beau ya no era el mismo… Ya no quería salir de paseo, ya no podía caminar bien ni mantenerse erguido…
Para su Humana, verle así fue doloroso, y más difícil todavía fue tener que tomar la decisión de dejarle irse…

Todos somos iguales… No queremos que nos dejen, y peor es cuando nuestros amigos han permanecido siempre a nuestro lado en las buenas y en las malas…

Por qué ellos son así, nos quieren sin más, nos quieren cuando estamos hundidos, cuando estamos felices, cuando estamos sucios, si somos ricos o pobres… Nos quieren, sencillamente eso…

Esta mañana, Beau ya tenía la mirada fijada en los prados que se vislumbran cuando se está a punto de cruzar el arco iris. Él ya había vivido su vida aquí… Y le tocaba irse.

Se durmió para siempre arropado por el amor de su Humana, igual que había vivido. El amor no le dejó en ningún momento.

Su Humana tomó la más dura decisión: dejarle ir, ayudarle a cruzar el puente.

En la otra orilla le esperan Humanos y animales a los que él conoce. Beau ahora ya es un ángel, ahora ya no sufre.

Siento mucha pena hoy. No por Beau pues sé que está bien, sino por su Humana…

Si Beau hubiese podido hablar, estoy segura que le hubiese dicho a su querida Humana que no llore demasiado, y que su trabajo aquí no ha acabado. Que Ella es una rescatadora de animales, y que muchos aquí la necesitan y la esperan.

Siento mucha pena, pero también admiro la valiente Humana que supo lo qué tenía que hacer, a pesar del dolor.

No llores, Renée, Beau está feliz. Ya sabes que cuando se acabe nuestro viaje por esta tierra, los volveremos a ver…

Hasta entonces, toca continuar el periplo…

Beau

La desastrosa perrera de Calviá

En la noche del 31 de diciembre, la perrita Huellas se escapó de su casa, asustada por petardos y cohetes como la mayoría de sus congéneres.

Un vecino de Calviá se la encontró, e hizo lo que tiene que hacer un ciudadano concienciado:

Llamó a la Policía Municipal quien contactó con el funcionario de permanencia de la perrera municipal de Calviá. Este individuo fue a recoger a la perrita de las manos del vecino que la había encontrado para llevársela acto seguida a la perrera.

Una vez llegado allí, el mencionado empleado de permanencia (a todas luces molesto por tener que trabajar en Nochevieja) puso a Huellas en una jaula en la que ya se encontraban 3 perros de gran tamaño, y eso, a pesar de tener 2 jaulas vacías justo al lado.

La semana anterior, un perrito de pequeño tamaño sobrevivió milagrosamente al ataque de estos 3 perros. Todos los empleados lo sabían, pues el animal fue llevado al veterinario gracias a la pericia de los voluntarios de la protectora vecina.

Bien… El empleado municipal de permanencia en Nochevieja también lo sabía.

Ahora os peguntaréis por qué rayos metió a una perrita de tamaño pequeño en la misma jaula que 3 perracos que ya habían casi destrozado a otro pequeñajo…

Yo os lo diré:

A este personaje, no le hacía gracia trabajar en Nochevieja. Él también quería tirar cohetes, también quería hincharse a cava y gambas, y eso de tener que estar de permanencia en caso de que se le traiga un perro extraviado le cabreó…

Tanto cabreo llevaba, que, al llegar Huellas a la perrera, la echó sin miramientos a la jaula de los 3 territoriales perros.

La tiró en la jaula ya ocupada, a pesar de tener a su disposición 2 jaulas vacías…..

Yo defino esta actitud como sádica pues sabía qué ocurriría… Sabía que la perrita no pasaría la noche y que moriría bajo los ataques de los 3 perracos.

Sabía que Huellas iba a morir, pero aún así, la echó a “los leones”…

Imaginaros las molestias que se tuvo que tomar para poder disfrutar de su “espectáculo” privado de Nochevieja:

  • Abrir la puerta de la jaula, luchando para que los 3 grandullones no se escaqueen por la puerta, quizá apartándolos a patadas de la salida, mientras agarraba a Huellas por la soga que (imagino) le habría puesto al cuello.
  • Soltar a una asustadísima Huellas a sus verdugos, quitarle la soga, y cerrar la puerta a toda pastilla para que ninguno de los perros saliera… 

Se tomó esas molestias, a pesar de tener 2 jaulas vacías. 2 JAULAS VACÍAS.

Poner a Huellas en una de estas jaulas libres significaba:

  • Abrir la puerta de la jaula y meter a Huellas dentro
  • Cerrar la puerta de la jaula con Huellas dentro 

El problema, es que este mundo está lleno de catetos ignorantes, y peor aún, de capullos sádicos.

No me digáis que al personaje ése no le mola el sufrimiento ajeno.

Debió de tirar a Huellas sin miramientos con el pensamiento que al menos, él no sería el único a quien se le habría “jodido” la velada de Nochevieja. Incluso debió de sonreír a la idea de la ejecución a la que asistiría… 

Ahora, paso a darles mi opinión a este “funcionario” así como a los demás “funcionarios” que le seleccionaron para el puesto.

Quisiera recordarles a los empleados municipales de la perrera que:

  • Sus sueldos proceden de NUESTROS impuestos
  • No por ser empleado municipal se puede actuar de “cacique”
  • Y sobre todo, en el caso de la perrera de Calviá, su gestión se denunció en más de una ocasión.

De hecho, se recogieron (y registraron en el Ayuntamiento) más de 4.000 firmas, se mantuvieron reuniones, donde la municipalidad consiguió dar largas alardeando de su deseo de negociar y de colaborar….

Lo que pasa aquí, es que en cualquier municipio del qué podamos hablar, nos topamos con personas que ejercen de “Señores dueños de sus feudos” empezando por los Alcaldes que suelen hacer lo que les da la gana, o más bien, que dejan total libertad de actuación a los “barones” que les sirven de Regidores de Medio Ambiente, o de Urbanismo o de Sanidad o de cualquier departamento del que esté provisto el Ayuntamiento. 

Me parece que el Alcalde de Calviá se olvida de las próximas elecciones municipales… Y de que uno no es nombrado Alcalde ad vitam eternam….

Dado que una Servidora no tiene interés en las cosas políticas, no suele abogar por un partido u otro…

Pero a Servidora, le parece que 2015 se acerca a velocidad relámpago y que se hará un placer de escribir en contra de quienes permiten muertes sádicas e intencionadas como la de Huellas en su municipio. 

En este blog, siempre escribo la verdad, bien relatando hechos concretos, bien dando mi opinión personal acerca de alguna noticia que me haya sulfurado… 

En el caso de la perrera de Calviá y de la muerte de la perrita Huellas, os quiero recordar una cosa:

Una perrera MUNICIPAL está aquí para prestar servicio a los ciudadanos de su municipio. Lo que significa recoger a un animal vagabundo permitiendo a su propietario encontrarlo de manera muy fácil y rápida y EN BUEN ESTADO pues es de los ciudadanos (incluyendo el dueño del animal extraviado) que provienen los fondos del municipio y por ende, los fondos de la perrera… 

Adjunto la foto del artículo “Denuncian las condiciones de la Perrera de Calviá”, página 15 del periódico “El Mundo” del sábado 11 de enero, donde se expone el caso de la perrita Huellas.

Imagen